Economía

Adiós a la “gamba”

|

A fines del año pasado, el Banco Central anunció el «Fin de las chauchas». Salieron de circulación las monedas de 1 y 5 pesos, cuyo costo de fabricación era más alto que su valor nominal. Ahora tendremos que decir adios a «la gamba». La antigua moneda de 100 pesos, fabricada en cobre, níquel y aluminio, a partir del 2 de noviembre. Fueron emitidas entre los años 1981 y 2000 y ahora han sido declaradas «no aptas». El objetivo es terminar la convivencia con la otra moneda de 100 pesos más moderna y evitar confusiones y atascos en máquinas dispensadoras, por ejemplo.